MAIE CAJARAVILLE GISLE FROYSLAND – DESDE TU ADN HASTA LA NSA

ortegaSeparata, SO7, Suroeste

DESDE TU ADN HASTA LA NSA UNA INSTALACIÓN DE MAITE CAJARAVILLE Y GISLE FRØYSLAND

El gobierno Islandés otorga los derechos para escanear el ADN de todos sus ciudadanos a la compañía DeCODE. Esta compañía considera que el modelo islandés por su inhibida mezcla con otros fenotipos puede ser de gran interés en el estudio de ciertas enfermedades mentales, esquizofrenia, etc... La compañía obtuvo el permiso exclusivo y expreso de explotación durante un periodo de 12 años con el compromiso de que los beneficios obtenidos por las investigaciones que se realizaran serían compartidos con la sociedad islandesa. A mediados del periodo permitido comienzan las primeras disputas entre compañía y gobierno debido a la definición, por parte de cada uno, de los niveles de privacidad exigidos. En 2007, cinco años antes de que acabara el periodo de explotación, el gobierno islandés decide suspender los derechos de acceso al considerar que se está violando el anonimato de sus ciudadanos. DeCODE tiene a partir de entonces un acceso restringido al conjunto total de datos para continuar sus investigaciones.

Se conocen casos concretos de ingeniería inversa en la que hackers han podido acceder a bases de datos anonimizadas y puntualmente conocer a quién pertenece la cadena del ADN en concreto.

Tras varias bancarrotas y subsiguientes compra-ventas, la compañía DeCODE y los datos genéticos de Islandia pasan a formar parte de una empresa especializada en explotación y minería de datos china que comercializa la información del ADN islandés.

Se nos ocurren algunas cuestiones resbaladizas:

¿El ADN, no vende? Cual es su modelo de negocio? ¿Cómo se trabaja con él? La información de los individuos ¿cómo puede ser utilizada? ¿Cuales son los mecanismos de protección de datos que los gobiernos pueden “asegurar” a los ciudadanos en lo referente a su ADN? ¿Cómo se puede confiar en una empresa en un mercado global? ¿Qué beneficios recibió el estado islandés de su “trato” con la compañía DeCODE? ¿Hasta cuando ese trato se puede heredar por las subsiguientes compañías? ¿Puede China saber más de los islandeses que ellos mismos? ¿Copiará China el modelo de ADN islandés y creará robots rubios, con ojos azules y con mentalidad islandesa? ¿Se deberían abrir los datos de ADN de todas las personas como si habláramos de un nuevo Facebook donde tu amigo es el que tiene la cadena más parecida a la tuya? ¿Serán los algoritmos de Facebook-ADN los nuevos regidores de nuestra vida social? Si a la NSA le parece muy interesante nuestra vida privada, ¿no le parecerá mucho más interesante nuestra cadena de ADN? ¿Se refiere Fausto a este nuevo artilugio cuando habla de vender nuestra alma al diablo a cambio de la vida eterna? La privacidad hoy no es la privacidad de hace un siglo. ¿En qué consiste la privacidad del ADN? ¿Qué sabemos hoy de la esquizofrenia?

El proyecto “desde tu ADN hasta la NSA” trabaja con estas cuestiones, uniendo y tergiversando variables, visualizando datos de múltiples maneras, haciendo un batiburrillo para poner las cuestiones de manifausto, no damos soluciones sino quebraderos de cabeza.

DESDE TU ADN HASTA LA NSA es una acción-intervención que consiste en la creación de un laboratorio casero para extraer las cadenas de ADN de los visitantes. Siguiendo unos sencillos pasos y usando productos domésticos comunes (jabón, sal, vodka y zumo de piña) el público puede experimentar cómo se manifiestan sus cadenas de ADN. El laboratorio “háztelo tú mismo” sirve como prueba de lo sencillo que es romper la privacidad de los individuos.

Una vez finalizados los 5 pasos, los visitantes pueden elegir:

a) Mezclar su material genético con el de otros visitantes para formar un nuevo ADN común donde los datos pueden ser accedidos públicamente.

b) Tirarlo a la basura, representando la integración de nuestros datos a una base de datos privado que posteriormente se vende a los laboratorios farmacéuticos.

c) Bebérselo, con lo cual el usuario decidiría mantener su estricta privacidad.

Como parte de la pieza, 5 Raspberry pi están visualizando registros de ADN obtenidos de la base de datos DeCODE, pública en Internet y comparándolos con otros registros de código abierto. Los datos procesados son sonificados y convertidos en material visual.

Image Image Image Image