A. M. Pires Cabral – Singularidades

ortegaEscaparate de libros, SO8, Suroeste

ELOÍSA ÁLVAREZ

SINGULARIDADES
A. M. Pires Cabral

Ed. Cotovia, 2016.

Image

Esta última entrega del escritor y pintor trasmontano A. M. Pires Cabral (Chacim, Macedo dos Cavaleiros, Vila Real, 1941), está compuesta por ocho relatos que, con una extensión de entre veinte y treinta páginas, completan las 157 de que consta el libro. Se confirma con él la solidez de una trayectoria literaria vertida en más de cincuenta títulos, que van de la poesía a la novela corta y larga, pasando por el teatro, la crónica y el libro de viajes. En paralelo, sigue el autor identificándose como uno de los grandes motores de la cultura trasmontana, acción confirmada por la organización que ha realizado de jornadas literarias y de edición y dirección de diversos espacios literarios.

El título parece aceptar la filiación del libro dentro de una línea de narrativa realista clásica, a partir de su voluntaria coincidencia con las Singularidades de una rapariga loira, escrita por Eça de Queirós en 1873 y publicada en 1901. Y de realismo se trata aquí por la concisión y la precisión léxica que Pires Cabral ha ido consiguiendo a lo largo de sus años de escritura, por su fidelidad a modos de expresión consagrados por el tiempo y animados con decires populares, por su anclaje en una temática de realidades sociales identificadoras de estos siglos XX-XXI.

Sin embargo, el autor reinventa el realismo, creando una entidad propia, verosímil, a pesar de verse poblada por tipos humanos de rara configuración psicológica, perversa a veces, traumática, que tanto puede ser definida como singularidad, como por psicopatía, por obsesión. Contemporáneos nuestros que, no obstante, parecen querer remitirnos a tiempos indefinidos a través de la explotación del humor en universales situaciones que, en definitiva, pueden también ser símbolos inequívocos de nuestra generación. Realismo bien portugués, a pesar de todo, por las referencias a fechas y acontecimientos (la Universidad de Coimbra del 69), a exitosos escritores actuales como Margarida Pinto Rebelo o Rodrigues dos Santos (pág. 66), o por las citas de personajes creados por el presentador y cómico televisivo Hermán José.

Y, ya inicialmente, llama la atención la nomenclatura de antropónimos y gentilicios, recuperados de tiempos ya vencidos, anteriores al actual. Se trata de nombres que anteceden a la titulación de cada uno de los relatos: Flávio Cerqueira, Honório Rocha, Gabriel Guerra, Hipólito Clemente, César Gaspar, Rodolpho Palha, Artur Pacheco, Basileu Simões, línea a que obedecen también los nombres de personajes casuales presentes en la narración. Con una estructura narrativa equilibrada y certera, el lector se ve seducido por la intriga situacional de relatos asumidos por un narrador omnisciente, homodiegético, que no duda en hacer sus incursiones de focalización interna cuando la credibilidad de los hechos narrados lo requiere.

Y, ante todo, nos deslumbra la ironía implícita en narraciones como la que inicia el libro, Flávio Cerqueira ou Noves fora nada, (quizás el relato del grupo con más tirón humano, junto con el que concluye el volumen, por la dimensión universal de sus temas): en él, la vida o muerte del enfermo dependen de un analista perturbado, obcecado por la prueba de los nueve, o la presente en Hipólito Clemente ou Um dicionário, cuyo tema se centra en la denuncia de la invasión de la lengua inglesa sobre las derivadas del latín y en la posibilidad de la salvación de éstas por medio de la creación de un nuevo y cómico diccionario híbrido en que la raíz anglosajona se complementa con una terminación románica, o Basiléu Gomes ou A última vontade, esa narración que cierra el libro y tal vez la que mayor densidad de amarga ironía encierra: en ella la obstinación de la viuda en querer cumplir los últimos deseos de su difunto esposo, es interpretada por sus amigas como remordimiento por inexistentes engaños sexuales.

Libro que engacha al lector por el sorprerdente desenlace de sus intrigas y que quizás llegue a configurar el triángulo de premios nacionales otorgados a su obra en prosa: Douro: Pizzicato e Chula, (D. Dinis, 2006), y O porco de Erimanto, (Grande Prémio de Conto Camilo Castelo Branco APE/Cámara Municipal de Vila Nova de Famalicão).