Manuel Vilariño. Fragmentos de un viaje.

ortegaPrensaLeave a Comment

12 de abril / 12 de junio de 2013

Para él, fotografiar la naturaleza significa prestar atención a un territorio: a su geología, a su apariencia, a la forma en que es perfilado por la luz. Pero es también buscar imágenes que representen una visión radical del paisaje como ejercicio de soledad y composición de silencios.

Patrocinada por la Fundación Ortega Muñoz y la Consejería de Educación y Cultura de la Junta de Extremadura, la exposición muestra el trabajo realizado por el fotógrafo Manuel Vilariño sobre el paisaje extremeño durante el otoño de 2012. Para el artista coruñés (Premio Nacional de Fotografía 2007), el paisaje es una imagen cultural, una forma visual de representar, estructurar o simbolizar lugares. Y fotografiar un paisaje, elegir a través de la mirada fragmentos de naturaleza. Mirada que selecciona y organiza el espacio atendiendo tanto a la memoria visual como a la imaginación.

Para él, fotografiar la naturaleza significa prestar atención a un territorio: a su geología, a su apariencia, a la forma en que es perfilado por la luz. Pero es también buscar imágenes que representen una visión radical del paisaje como ejercicio de soledad y composición de silencios. Fiel a esa idea, en su proyecto sobre Extremadura las imágenes de Vilariño muestran el paisaje de la región a través de la experiencia del artista y nos hablan no sólo del espacio de lo visible, sino también de lo invisible: de su soledad o emociones. Apoyado en una sólida y reconocida trayectoria, Manuel Vilariño representó a España en la 52 Bienal de Venecia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *