La luz de Utebo en la pintura de Godofredo Ortega Muñoz

ortegaExposiciones

GODOFREDO ORTEGA MUÑOZ

La luz de Utebo en la pintura de Godofredo Ortega Muñoz

Comisario de la Exposición: Arturo Gómez

Utebo, Centro Cultural Mariano Mesonada. 5 de Mayo al 10 de Junio de 2017, Calatayud, Centro de la UNED. 5 de septiembre al 26 de octubre de 2017

Organizada por la Asociación Grupo de Historia de Utebo, y con la colaboración de la Fundación Ortega Muñoz, la exposición pretendió mostrar obras de una primera etapa en la pintura del artista a su paso por Utebo. Trabajos que, podemos decir, son el espejo y origen de su lenguaje plástico.

Gil Bel y Ortega Muñoz se conocieron en París, en aquel París de los años veinte en el que solían concurrir artistas y mentes inquietas de toda Europa. Allí se adentró en el Impresionismo y en el Posimpresionismo y, tras un viaje a Italia donde estudió a los primitivos italianos y a la escuela metafísica de Morandi y de De Chirico, fue a desembocar en los planteamientos de la Escuela de Vallecas (Benjamín Palencia, Alberto Sánchez…), que habrían de tener una influencia decisiva en su trayectoria artística: emociones sencillas, pureza y espiritualidad.

Image

La luz de Utebo en la pintura de Godofredo Ortega Muñoz

 

 

En 1926-27 Ortega Muñoz recala en la casa de su amigo Gil en Utebo, donde pintaría una parte de las obras expuestas ahora. Volvería de visita en varias ocasiones, pues su amistad trabada en París con Gil Bel habría de durar hasta la muerte de éste en 1949. Ortega Muñoz, después de diversos recorridos internacionales, acabaría por asentarse en San Vicente de Alcántara (Cáceres) y seguiría pintando y exponiendo en galerías de todo el mundo hasta 1982, año de su fallecimiento en Madrid. Está considerado como uno de los grandes renovadores del paisajismo español del siglo XX.

La exposición estuvo compuesta de dieciséis obras de la primera etapa, años veinte, del autor. Retratos y paisajes cedidos por particulares, y por la Fundación Ortega Muñoz.

 

Image